viernes, 8 de febrero de 2013

C.G: Un cuento diferente!

Hace unos días, Marta (La Señorita Invertida) subía un video, que a muchas, nos dejaba más enamoradas de ella aún.  Pq si hay algo que tenga Marta es que es capaz de normalizar y hablar con naturalidad de cosas que los demás "tapan", "esconden", "niegan"... esos temas que todas las chicas con curvas sabemos y que por esa estúpida vergüenza o miedo al que dirán, evitamos.

En mi anterior post de Curvas Glamourosas os daba mi visión particular de lo que es "normalidad" (sino lo viste lo puedes encontrar AQUI) y he pensado que hoy, este video de Marta tenía que estar aquí pq de alguna forma sería continuar esa tónica de "normalizar" cosas que a veces, las sociendad en la que vivimos, nos impone como todo lo contrario.

Marta, nos habla de las estrías, esas malditas marquitas que pueden llegar a amargarnos cuando aparecen y somos aun muy jóvenes. Sé que todo esto puede resultar muy exagerado a vista de algunos, pero también se que cuando tienes 17 años y te encuentras esas estrías en la tripa, el mundo se te cae encima. Y es que en realidad, los problemas también crecen contigo y por mucho que te digan eso de: "eso no es un problema real" tu vas a seguir viendolo así, pq es tu mayor problema, tu realidad  y es por ello, el que te causa dolores de cabeza, al que buscas soluciones sin consuelo y el te genera inseguridades. Toda realidad es tan subjetiva como personas hay en el mundo, lo que no impide que sea realmente objetiva para la persona que la vive ya que cada uno siente de una forma. 

Es complejo, así que, os dejo con el video de Marta que espero llegue muy lejos y lo vean muchas chicas, para que se olviden de tonterías y ... ¡vivan, disfruten y se sientan seguras de sí mismas! Que una estría no te haga perder ni un minuto de tu vida pq, realmente, no merece la pena.

¡Gracias Marta!




 ♥ ♥ ♥ ♥
TopGlamour@gmail.com 
(Si te ha gustado el post te agradeceré un montón que lo compartas en tus redes sociales gracias a los botones que encontrarás justo debajo, ¡ayudame a crecer!)


 ♥ ♥ ♥ ♥

Si te apetece comprar alguna pieza de mi colección de complementos y accesorios, no dudes en consultarme a través de mi correo:



TopGlamour@gmail.com

Si quieres puedes, también, echar un vistazo mi tienda online (AHORA EN REBAJAS), en:




3 comentarios:

  1. Muy bonito el cuento, no lo había visto, es cierto que con 15 años las estrías me atormentaron, pero hace ya mucho de eso, y realmente las veo así, como "heridas" de guerra, con el tiempo se me han borrado bastante, recuerdo que las que más me atormentaban eran las de los brazos, fíjate que tontería, y mira que donde más tengo y más se ven en verano es en la barrigota... pero en fin... cada una con sus manías :)

    un besote y gracias por compartirlo! ;)

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué cuento tan bonito! Desde luego la chica desprende buena energía ;)
    A ver si soy capaz de mirar las mías con otros ojos...
    Un besote

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué bonito!!
    Es una manera diferente de ver las estrias si, y de las diferentes razones (buenas,jejeje) de que estén ahí :)
    Pero bueno, ahí están, y yo creo que aunque acomplejen un poco, es tontería esconderlas, que me parece, que de una forma o otra... puede que todas tengamos alguna por ahí puesta, vamos, que es natural!!

    Un besín!!

    ResponderEliminar

Gracias por pasarte, leer y comentar :)